InfoDigital

Toda la información de Entre Rios, Paraná Campaña y Zona de la manera mas fácil y rápida

Política Provinciales

Cómo juegan los intendentes en la interna

Los intendentes de JxC son 22 y dividen su apoyo en partes iguales para Frigerio y para Galimberti/Schneider. Ahora se suma un vecinalista y la balanza se inclina a favor de Frigerio. Pertenecen a cinco fuerzas políticas distintas, pero la gran mayoría son radicales. Las especulaciones que se esbozan sobre el rol que tendrán en 2023.

Los intendentes entrerrianos que fueron electos por Juntos por el Cambio en 2019 son 22. La mitad de ellos apoyan hoy la candidatura a gobernador del líder del PRO, Rogelio Frigerio y la otra mitad juega con los radicales Pedro Galimberti y Darío Schneider.

Ahora pasan a ser 23, porque se suma Mauricio Palito Davico, de Pueblo Belgrano, con su partido vecinal Nueva Generación, que está cerca de alcanzar su reconocimiento provincial y pidió formalmente integrarse a JxC, alianza por la que fue candidato a diputado nacional en las elecciones de 2021, en la lista que encabezó Frigerio en la interna.

Con esa inclusión, Frigerio pasa a tener mayoría (12 a 11) entre los intendentes de Juntos por Entre Ríos.

Los 12 intendentes que están con Frigerio se agrupan partidariamente del siguiente modo:

7 intendentes de la UCR: Bruno Sarubi (La Paz); Susana Lambert (Villa Elisa); Domingo Maiocco (Victoria); José Gillig (Bovril); Darío Pfening (Alcaráz); Pablo Soreira (Sauce de Luna) y Francisco Pasinato (Gobernador Mansilla).

3 intendentes del PRO: Verónica Berisso (Gualeguay); Exequiel Donda (San Benito) y Hernán Besel (Basavilbaso).

1 intendente del MSE: Gustavo Vergara (Ramírez), milita en el partido que lidera el diputado Juan Domingo Zacarías.

1 intendente vecinalista: Maurico Davico (Pueblo Belgrano).

Los 11 intendentes  que militan junto a Galimberti y Schneider en el espacio Entre Ríos Cambia, se agrupan partidariamente del siguiente modo:

10 intendentes de la UCR:  Darío Schneider (Crespo), Hernán Kisser (Hasenkamp), Carlos Weiss (Viale), Héctor Cheru Solari (María Grande); Luis Schonfeld (María Luisa); Carlos Lencina (Hernandarias); Manuel Tennen (Villa Urquiza); Rafael Cavagna (Nogoyá); Ramón Cornejo (Caseros) y Genaro Udrizar (1º de Mayo).

1 intendente del PS: Marcelo Borghesan (Chajarí) es socialista, aliado local a Galimberti. Como viceintendente, ocupó su lugar cuando el líder del espacio fue electo diputado nacional.

De los 10 intendentes de la UCR, 7 son de Paraná Campaña, el territorio que lidera Schneider. Pero ¿qué pasa si, como se rumorea, el intendente de Crespo declina su postulación a gobernador en favor de Galimberti?

De cara a 2023, el que tomaría más riesgo con una candidatura a gobernador sería Schneider. Si pierde, Galimberti seguirá siendo diputado. En cambio, para el intendente de Crespo significaría un salto al vacío.

¿Qué pasaría con los intendentes de Paraná campaña si Schneider se baja de la carrera a gobernador? ¿Seguirán apoyando a Galimberti? Schneider buscaría contener ese apoyo como postulante a senador por el departamento, o a la cabeza de la lista de diputados provinciales. Pero evidentemente no sería lo mismo.

En el entorno de Frigerio dicen que algunos de esos intendentes de Paraná Campaña ya están pidiendo pista en el aeropuerto del candidato del PRO. En las redes sociales de Frigerio se puede ver que para el 1 de mayo, el intendente de María Luisa, Luis Schonfeld, invitó a líder del PRO a compartir las celebraciones por el Día del Trabajador.

En general los intendentes radicales de Paraná campaña están bien en sus gestiones. Pero en el PRO afirman que algunos se muestran preocupados por el bajo conocimiento e intención de voto que tiene Galimberti en relación a Frigerio. Temen que algún buen candidato en su pueblo los pueda derrotar en la interna local si lleva a Frigerio en la boleta. Y presumen que Frigerio no les va a dar el doble pegado para las PASO.

Cada ciudad es un mundo aparte. Según leen dirigentes del PRO, Frigerio en la papeleta del adversario local puede complicar a algunos intendentes, incluso a los que van por su reelección. Pero con más razón a los que no tienen reelección. No es tan sencillo que el sucesor herede los votos del líder del espacio, sobre todo si en frente se presenta un candidato competitivo para el orden local que se potencie con Frigerio en la misma sábana.

El único que no tendría ese problema, por su dominio en el territorio, sería Schneider en Crespo, según reconocen en el mismo entorno de Frigerio.

Al revés

En el grupo de campaña de Galimberti miran las cosas de otro modo. Para empezar, evitan las simplificaciones. Señalan que dentro de cada municipio hay distintos grupos que trabajan para cada sector y que no se puede ver a cada localidad como un paquete cerrado, ni para un lado, ni para el otro.

Pero la mayor diferencia de lectura está en el rol que juegan los intendentes en una elección general. Dicen que son los que más votos traccionan, por encima del candidato a gobernador. Mencionan, en este sentido, que en las últimas elecciones provinciales de 2019, el candidato a gobernador Atilio Benedetti ganó sólo en 2 de los 22 municipios donde Cambiemos triunfó en el orden local.

Y vaticinan que ese rol de los intendentes sería aún más importante si las elecciones fueran simultáneas. En tal caso, argumentan, se nacionalizaría la campaña, se elegiría a partir de los dos extremos de la boleta: el presidente y el intendente; la referencia nacional y la cercanía. Y las instancias provinciales se desdibujarían. Además de jactarse de contar con buenos candidatos locales, confían en el aporte que les pueda dar Facundo Manes en la boleta de la interna.

Ven que el escenario viró en las últimas semanas a favor de la simultaneidad, por varias razones que tienen que ver con el peronismo (la principal: la ausencia de un candidato a gobernador instalado) y con la oposición (que el efecto Javier Milei le reste votos a JxC).

Los que tienen reelección

Para las elecciones de 2023 están habilitados a presentarse como candidatos a un segundo mandato consecutivo los intendentes José Gillig (Bovril); Pablo Soreira (Sauce de Luna); Susana Lambert (Villa Elisa); Verónica Berisso (Gualeguay); Francisco Pasinato (Gobernador Mansilla), Hernán Besel (Basavilbaso), Hernán Kisser (Hasenkamp), Carlos Weiss (Viale), Héctor Solari (María Grande); Luis Schonfeld (María Luisa); Manuel Tennen (Villa Urquiza); Ramón Cornejo (Caseros) y Marcelo Borghesan (Chajarí).

La mitad está con Frigerio y la otra mitad con Galimberti y Schneider. Unos y otros se jactan de tener mejores candidatos locales que sus adversarios para las ciudades y pueblos de la provincia. Pero ambos grupos reconocen que no están todo lo bien que quisieran en este sentido.

En el entorno de Frigerio se comparan además con el peronismo. “Tenemos un candidato a gobernador con muchos votos propios, pero no tenemos muchos candidatos a intendentes que sumen votos a Frigerio. En cambio, en el peronismo sí tienen muchos candidatos a intendentes, pero no tiene un candidato a gobernador consolidado”, describió un armador del ex ministro de Macri.

Fuente: Pagina Politica

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: